lunes, 4 de mayo de 2009

INFLUENZA: BIOTERRORISMO, CAPITALISMO Y CONTROL SOCIAL


Desde que se anunció la “emergencia sanitaria” por el gobierno federal, el pasado 23 de abril, se han dado una serie de declaraciones e informes sobre el virus de la influenza y su esparcimiento por la ciudad de México y el resto del país. La información que se da en los noticieros televisivos repite una y otra vez las contradictorias declaraciones de los funcionarios de gobierno que no aclaran el origen del virus ni la verdadera cantidad de infectados y muertos en el país, (las declaraciones del Secretario de Salud J. Ángel Córdoba, del 28/04/09 11 p.m., son sumamente contradictorias) sino que se dedican a infundir pánico entre la sociedad obligándola mediante un “shock” a que adopte serias medidas para conservar su salud, por ejemplo el aislamiento, el rechazo a las relaciones sociales, etc., (las declaraciones de Calderón del 29/04/09) así como que coopere con el allanamiento de casas, locales y equipajes, (Diario Oficial de la Federación, 25/04/09) como si así se pudiera encontrar un virus.

Hace 4 años Alfredo Halife-Rahme, abordó en su columna “Bajo la Lupa” publicada en el diario La Jornada, (2/10 y 2/11/05) “la militarización de los virus y su gran negocio farmacológico”, poniendo en evidencia a los grandes políticos y militares estadounidenses, (entre ellos Rumsfeld, Secretario de Defensa en tiempos de G. Bush.) como los principales accionistas de las empresas farmacéuticas que se enriquecen con la propagación del virus de la influenza aviar (H5N1) hasta ese momento sin capacidad de ser transmitido de humano a humano; en aquel momento ya se advertía sobre la posibilidad de una pandemia. Últimamente: “El banquero neoliberal Hans Redeker, de BNP Paribas, alecciona que, “si la influenza porcina prueba ser mas virulenta, entonces el dólar y el yen serían los refugios más populares, declaración que enmarca The Financial Times (27/4/09)”.

En el último escrito de su columna (29/04/09), A. Halife-Rahme, plantea varías hipótesis respecto al virus que actualmente se propaga por el mundo. Como bien sustenta, una tiene que ver con el reacomodo del dólar a nivel mundial y la reafirmación del poder económico y político del Capitolio, la Casa Blanca y los jefes militares estadounidenses; así mismo puede ser posible que a través de esta guerra biológica se pretendan enfriar los ánimos rebeldes que se estaban encendiendo por la crisis global, por lo que esta “guerra biológica y psicológica” estaría acompañada de un crecimiento gradual en la militarización de todo el mundo como vía para legitimar el uso de las fuerzas armadas en todas las acciones de los gobiernos y controlar a la población mediante la violencia y la coerción, de modo tal que se estarían instaurando regimenes totalitarios.

Observemos que frente a la influenza porcina el gobierno federal mexicano ha acentuado la presencia del ejército en las calles con el pretexto de repartir cubrebocas, medida que previene la forma más ineficaz de transmisión porque el virus no viaja por el aire. Además en los últimos días se ha dado una ola de represión en comunidades indígenas de Chiapas (comunicado de la Junta de Buen Gobierno, Corazón Céntrico del Arco Iris de La Esperanza, 28/04/09, www.apiavirtual.com), Oaxaca (comunicado de Voces Oaxaqueñas Construyendo Autonomía y Libertad, 23/04/09, www.apiavirtual.com), Guerrero (comunicado de más de 20 investigadores y catedráticos, de distintas universidades e instituciones de educación superior, 23/04/09 HYPERLINK "http://www.apiavirtual.com/"www.apiavirtual.com) en donde se está denunciando “presencias masivas” de militares. Agreguemos que el día 29 de abril de este año Human Rights Watch (Observador de Derechos Humanos) presenta en su informe las graves violaciones a los derechos humanos (torturas, violaciones, asesinatos, detenciones, desapariciones) que cometen los militares en sus labores contra el narcotráfico y la delincuencia organizada, sin que hasta la fecha sean juzgados (mx.news.yahoo.com, 29/04/09)

Esta “emergencia sanitaria” se encuentra acompañada de una serie de medidas de control social, en medio de una crisis económica provocando una parálisis social en donde la economía informal y algunos sectores del pequeño capital son profundamente golpeados; la aparición “misteriosa” del virus H1N1 parece presentarse como una estrategia geo-económica-política que pretende ser utilizada en distintas dimensiones y niveles de tal modo que se pueda asegurar un dominio absoluto sobre la sociedad, una especie de dictadura disfrazada de enfermedad, provocada por la propia industria capitalista o incluso como bien propone A. Halife-Rahme producto de un experimento: “un “accidente” de laboratorio híbrido: militar y privado.”
* *Este ensayo fue elaborado por estudiantes de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM, con el fin de proponer análisis científicos respecto al grave problema de salud que está enfrentando la sociedad.
Alfredo Halife-Rahme, es un médico, escritor, columnista y analista geopolítico. Últimamente estuvo presente en las discusiones sobre la reforma energética , donde se manifestó en contra de la privatización de PEMEX.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada